Eesti English
Español
Estonia » Día de la Independencia »

24 de febrero: el Día de la Independencia


La República de Estonia fue fundada el 24 de febrero de 1918, cuando el Comité de Salvación (Päästekomitee) proclamó la independencia de la República de Estonia. Esta fecha fue celebrada como el Día de la Independencia hasta la ocupación soviética en 1940.

Durante la ocupación soviética, el Día de la Independencia fue celebrado en las comunidades estonias de todo el mundo. Durante años, el secretario de Estado de EEUU honró este día mandando felicitaciones al principal representante diplomático de la República de Estonia en EEUU, Ernst Jaakson.

El 24 de febrero de 1989, la bandera roja de la república Soviética de Estonia fue sustituida  por la bandera nacional de Estonia de color  azul, negro y blanco, en Toompea y, desde entonces, el Día de la Independencia ha sido celebrado, como fiesta nacional de nuevo.


La búsqueda de la independencia

Durante siglos, la gente de Estonia soñó con establecer un estado libre de dominio extranjero. La revolución de 1917 y la inestable situación general en Rusia, supusieron para Estonia la oportunidad de obtener su independencia. El impulso para la independencia fue proporcionado por la Frontera Nacional, el principal movimiento ideológico de Estonia, que basó sus ideas en el principio de autodeterminación del presidente estadounidense Woodrow Wilson.

El 8 de abril de 1917, las organizaciones estonias y el personal militar, en total 40 000 personas, hicieron una manifestación en Petrograd (San  Petersburgo) en apoyo del autogobierno de Estonia. La demostración pacífica logró su objetivo cuando, el 12 de abril, el Gobierno provisional de Rusia firmó el Derecho a la Autonomía de Estonia, que fusionó las provincias de Livonia - Tartu, Võru, Viljandi, Pärnu y Saaremaa - con Estonia. Por primera vez, un estonio, Jaan Poska, fue nombrado el Comisario Provincial de Estonia.

Se formó un Consejo Nacional Provisional, Maapäev, que contó con seis miembros. Maapäev nombró un Comité Nacional que empezó a organizar y modernizar las instituciones del gobierno regional y de educación. Antes de su disolución forzada por las autoridades bolcheviques y la inminente invasión por las tropas alemanas, Maapäev dio un paso decisivo hacia la soberanía declarándose, el 15 de noviembre de 1917, poder supremo de Estonia.


Independencia proclamada

Las elecciones de las Cortes Constituyentes de Estonia se celebraron el 3 y el 4 de febrero de 1918. Los partidos, que apoyaron la idea de independencia nacional, ganaron  dos terceras partes de los votos. Mientras las tropas soviéticas se retiraron apresuradamente y las alemanas iban avanzando, Maapäev eligió un comité de tres miembros, llamado el Comité de Salvación (Päästekomitee), concediéndole plenos poderes para la toma de decisiones y asegurando así la actividad continua de Maapäev. Päästekomitee redactó la Declaración de Independencia.

El 19 de febrero de 1918, los miembros de Maapäev aprobaron el manifiesto y, el 24 de febrero de 1918, Päästekomitee proclamó públicamente la República Independiente y Democrática de Estonia.

Después de declarar su independencia, Estonia se vio obligada a pelear por ella en la Guerra de Independencia contra las fuerzas soviéticas y alemanas. Durante esta guerra, Estonia aseguró sus fronteras y, el 2 de febrero de 1920, firmó el Tratado de Paz de Tartu con la Rusia Soviética.


Independencia restablecida

Ya que la esperanza de restablecer la independencia nacional aumentó a finales de los años 80, la gente empezó a celebrar el Día de la Independencia en público antes de que terminara la ocupación soviética. Desde la restauración de la independencia el 20 de agosto de 1991, el Día de la Independencia sigue siendo un día de celebraciones y reflexión para todos los estonios.

TopBack

© Embajada de Estonia en Madrid Calle Claudio Coello 91 - 1D, 28006 Madrid, tel. (34 91) 426 16 71 , e-mail: Embassy.Madrid@mfa.ee